Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

En los Cursos de Medicina Hiperbárica se aprende como la Oxigenoterapia Hiperbárica recupera la producción de energía por la célula revirtiendo el estado hipóxico.

 

“El cuerpo es un estado celular en el que cada célula es un ciudadano. La enfermedad no es más que el conflicto entre los ciudadanos de ese estado provocado por la acción de fuerzas externas´´         (Rudolf Virchow)

 

El cuerpo humano está compuesto por millones de células, la integridad y la salud de cada una de ellas son necesarias para mantener sano nuestro organismo. Esta es una máxima a tratar durante los cursos de Medicina Hiperbárica.

Para el buen funcionamiento celular necesitamos del oxígeno, que sirve como combustible para poder generar energía en forma de ATP.

Las células requieren un continuo aporte de energía, por lo tanto, también un continuo aporte de oxígeno.

La hipoxia supone una pérdida  casi total de oxígeno en la célula. Con la falta de oxígeno los mecanismos celulares se resienten, la funcionalidad merma, pudiendo desembocar en patología, y siempre en una reducción de la producción de energía.

Cuando a la célula ya no le llega nada de oxígeno decimos que se encuentra en estado de anoxia, e irremediablemente muere.

¿Qué podemos hacer para revertir ese estado hipóxico?

En los cursos de medicina hiperbárica se trata la forma en que la Medicina Hiperbárica tiene la respuesta, porque respirar oxígeno a altas presiones consigue reactivar el suministro de este gas a las células que se encontraban a bajos o muy bajos niveles de aporte de oxígeno.

Cuando entramos en una Cámara Hiperbárica y respiramos Oxígeno al 100% a presiones en torno a las 2,5 ATA (fuera de la Cámara estamos a 1 ATA) las presiones parciales cutáneas de Oxígeno aumentan hasta 20 veces su valor.

Esto permite que las células pasen de ese estado hipóxico a un estado activo y saludable, normalizando, e incluso incrementando, los niveles de oxígeno.

El Oxígeno Hiperbárico permite revertir la hipoxia tisular causando un gran beneficio en situaciones concretas como pueden ser las úlceras de pie diabético o de cualquier otro tipo que no cicatrizan y se cronifican, las heridas hipóxicas o las necrosis avasculares. Además del destacable beneficio general.

Y este, es sólo uno de todos los efectos terapéuticos que se tratan en los cursos de medicina hiperbárica.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.